Testosterona (AMC Rebel “The Machine”)


Hubo un tiempo en que a los coches no se les pedía nada más que correr.  Más cilindrada, más potencia, más velocidad.  Lo de tener equipamiento, lujos, carrocerías especialmente bellas, contaminar poco e incluso poder tomar curvas tranquilo pasaban a un segundo, tercer o cuarto plano.  Era la (añorada) época de los Muscle Car.  Mr. Delorean (aquí en su faceta de directivo) se sacó de la manga el mítico Pontiac GTO poniendo el motor más grande que podía a un modesto Tempest y todas las demás vieron la oportunidad.  Se crearon coches impesables a día de hoy, motores enormes en carrocerias pequeñas:  Chevy Chevelle SS, Buick GSX, Plymouth Road-Runner, Olds 4-4-2…  La casi-todopoderosa Ford se quedó un tanto a la espectativa, el Mustang ya le daba bastantes satisfacciones, pero entró por la puerta grande con sus Torino y Cyclone.  En  AMC, la cuarta en discordia, las cosas no fueron tan bien.  De acuerdo, Delorean se había llevado los laureles con su “The Goat” pero ellos habían creado su  muy prestacional Rebel 327 en 1957, 5 años antes, y nadie lo recuerda.  Ya a finales los ’60 en la época dorada de los Muscle Cars sale uno de los mejores:  AMC Rebel “The Machine” con su correspondiente motorazo de 401 pulgadas cubicas (6571cc).  Construido en edición limitada pone en jaque a todos los gallitos del panorama prestacional de la época.  Tenia en opción (75$) pinturas de guerra, simulando una bandera norteamericana (el patriotismo cutre de la época).  Para desgracia de la AMC llegó demasiado tarde, muy cerca del precipitado fin de estos fantásticos coches (Crisis del petroleo, fastidiosas normas antipolución, sentido común…) y pasó desapercibido.  A día de hoy , en los que parece que se han vuelto a poner de moda la estética de los increibles excesos de los 60-principios de los 70 nadie lo recuerda y eso que le pasaba la mano por encima a todo un  Plymouth Correcaminos o a quien se le pusiera delante.  “The Machine”, y el resto de los Muscle car, descansen en paz.
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Deportivo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Testosterona (AMC Rebel “The Machine”)

  1. Pingback: Shetland Pony (“Ford SVO” McLaren M81 Mustang) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: Entropía homeoestática. (Pontiac GTO’70 “The Humbler” Vacuum Operated Exhaust ‘VOE’) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. Pingback: Pasen y vean.(Mohs Ostentatienne Opera) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. Pingback: Dime con quien andas (Maserati Quattroporte II) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  5. Pingback: Enemigos por todas partes (Peugeot 309 GTi16) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  6. Pingback: Gibson cocktail. (Mazda Rotary Pick-Up “REPU”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  7. JUAN ANTONIO dijo:

    coches cutre salchicheros, me hubiera gustado a citroen , fiat etc… con esos motores y las soluciones que aplicaron a sus motores, con una cilindrada muchisimo más pequeña. Por que si hacemos cuentas si un motor de 2cv con 602 cm3 se le logra sacar 33 cv que hubieran echo con uno de 6000 cm3, y desde luego que hubiera sido de la suspension hidro neumatica en un coche de estos, eso si que hubiera sido brutal, y no estos coches que parecen sacados de un taller de tunig pero con mal gusto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s