Endemia (AMC Gremlin X “pocket rocket”)


En los ’60 el bueno de Dick Teague ordena y manda en la AMC.  A lo largo de la década gloriosa del auto americano la American Motors va resistiendo como puede.  Realmente fracasa en su empeño de equipararse a las 3 grandes y la crisis financiera planea sobre la 4 marca americana.  Ya a finales de la década con todos sus rivales fabricando mitos rodantes Teague decide dar un giro a la imagen de marca (percibida como de autos sosos y aburridos) y se fija en las crecientes exportaciones de autos compactos.  La brillante idea de crear un coche pequeño al estilo americano se ve un tanto empañada al no contar con el dinero suficiente para partir desde un folio en blanco y con gran premura al saber que las 2 más grandes estaban desarrollando modelos de ese estilo.  Así que lo más socorrido (y barato) fue atacar a un Hornet (medium-size) con un abrelatas… Nacia el AMC Gremlin.  Con unas proporciones descompensadas (ancho/corto) y una estética desafortunada enseguida fue objeto de burlas y mofas.  El morro era el de una berlina normal y corriente (Hornet) y la trasera se veía literalmente cortada a la medida de un coche compacto.  Además su “tegnología” estaba ya claramente superada.  Su irrupción en el panorama automovilístico causó cierta consternación.  Los intentos de Teague por dignificar y dar frescura  al modelo eran constantes pero ahondaban más en su esperpento.  La verión inicial y básica de solo 2 plazas fue rápidamente descatalogada, a cambio el asiento trasero fue bautizado como “sillón de tortura”.  Los motores de 6 cilindros eran tranquilos (provenían de una tranquila berlina) y buenos bebedores lo que no casaba con una joventud ávidad de prestaciones.  Las primeras cajas de cambios manuales no llevaban la 1ª sincronizada (la aversión a este tipo de caja de cambios por parte de los yankies se hizo patente).  Los colores acidos y chillones consiguieron que las demás marcas dejasen de usarlos.  La linea Kamm-back (súbito corte en la trasera) estaba considerado entonces como un rasgo deportivo dejandolo de ser a partir del Gremlin.  También pareció una buena idea tapizar los asientos con ropa tejana de buena marca, Levi’s,  aunque se dieron cuenta tarde que a nadie le gusta llevar los mismos pantalones, sobretodo si se ensucian, durante años(¡).  Incluso la mascota elegida, un duendecillo, era un tanto grotesca.  Pero todo lo malo puede empeorar.  Para convertirlo en un coche realmente económico se le monta el 4 cilindros del Porsche 924 (y de la VW Transporter) que ya lo transforma en un insulto a las prestaciones.  Así que en medio de este panorama, y ya en los setenta, en la AMC se juegan la carta “muscle” y montan el motor más poderoso que pueda montar (¡¡V8!!) y le añaden apéndices aerodinamicos y una bonita franja que recorre todo el lateral del cochecillo… Nace el AMC Gremlin X ya bien entrados los 70.  Siendo la X el paquete deportivo y único acabado disponible para el motor V8.  Las continuas actualizaciones de las normas anticontaminantes castraron de forma preocupante a los grandes motores, el Gremlin también fue víctima de esas medidas (5.0 litros/150cv) unido al desorbitado consumo fue la constatación del fracaso del coche americano.  En plena Crisis petrolifica y de identidad equiparaba sus prestaciones a los Camaro o Mustang MkII lo cual no era por las virtudes del duendecillo si no más bien por la insipidez de los otrora reyes prestacionales.  Las continuas evoluciones eran insuficientes (seguía sin haber dinero) y nunca pudo quitarse el sambenito de coche malo aunque nunca hiciese barbacoas en su interior ni se oxidase con solo mirarlo la categoria de los Pocket-Rocket quedaba desierta.

(esta entrada completa a “extraños sintomas”)

paquete opcional Levi’s después de un uso continuado

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en ¿deportivo?, Utilitario y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Endemia (AMC Gremlin X “pocket rocket”)

  1. Pingback: Shetland Pony (“Ford SVO” McLaren M81 Mustang) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: Quid vobis videtur? (AMC AMX/3) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. Pingback: Entropía homeoestática. (Pontiac GTO’70 “The Humbler” Vacuum Operated Exhaust ‘VOE’) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. Pingback: En Laponia hace frio (Panther Rio) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  5. Pingback: Infarto de corazón (Alfa Romeo 6) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  6. Pingback: Enemigos por todas partes (Peugeot 309 GTi16) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  7. Pingback: Testosterona (AMC Rebel “The Machine”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  8. A mix between a Datsun and a Renault 5! Plus sauce amériacaine.

    An american japanese car, isn’t it?

  9. Parece el coche de un repartidor de pizzas de los setenta. Y qué decir de la tapicería vaquera… Un gran trabajo, Sergio.

    • Gracias Ricardo. Corría un bulo/rumor en los setenta de que si tenias una cicatriz circular en la espalda es que tenías un Gremlin Levi’s que al quedarse al sol marcaba cual ganadero en su caballo el remache de “pantalón vaquero” que un lumbreras del diseño había puesto en medio del asiento. El Gremlin fue un coche muy usado en flotas de pequeña distancia (pizzerias p.e.) ya que tenía una fiabilidad asombrosa en comparación con sus rivales autoctonos. ¡¡¡quiero uno!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s