Dime con quien andas (Maserati Quattroporte II)


A finales de los sesenta el automóvil vive su época más prestacional.  El optimismo yankie se contagia en Europa de la mano del Miura.  Los verdaderos coches han de correr, y mucho.  La búsqueda desesperada de Citroën de un motor a la altura de sus excelentes chasis llegaba a su fin.  En 1967 la marca del doble chevrón se hacía con Maserati y ambas se ponían manos a la obra.  Los Bora, con  el V8 tradicional de la marca, y Merak, con un nuevo V6 acercaban a la marca del tridente a sus competidoras italianas.  Citroën, por su parte, pone en liza el suntuoso SM, un extraordinario coupé de lujo.  Lo cierto es que a Citroën le hubiese interesado más sacar cualquier coche al mercado antes que un deportivo de superlujo.  Entre el ya veterano DS y la pléyade de bicilindricos (2cv, Dyane, Ami…) no había modelo alguno y eran estas las categorías que daban dinero.  En este contexto y como paso previo a un nuevo modelo que sustituyese al “Tiburón” nacía en 1974 el Maserati Quattroporte II.  Con la sofisticadísima suspensión Hidroneumática, la dirección Diravi (extremadamente directa y autocentrante), 4 frenos de disco, tracción delantera, motor V6 de inyección de 170cv (todo heredado del SM)  un salpicadero futurista de clara inspiración citroniana, y un extenso equipamiento hacían que fuese casi 20 años por delante.  Sobre el papel no podía igualarse.   Por desgracia el SM había minado la reputación de todos esos elementos ya que no se logró que todo funcionase bien a la vez durante el suficiente tiempo como para poder valorarlo.  La marca del doble chevrón había gastado demasiado dinero en crear tan excelsos coches y le faltó bastante más para desarrollarlos (fiabilizarlos).  Tampoco casaban mucho con Maserati la tracción delantera ni las suspensión hidroneumática.  En plena crisis del petroleo empezaron a no interesar coches que gastasen más de 20 litros cada 100 kms.  Cuando Peugeot compró Citroën rápidamente canceló la producción del SM y puso a Maserati en venta.  DeTomaso, nuevo dueño, tenia otras ideas menos sofisticadas de como debían ser las berlinas de representación y el Quattroporte II murió sin que a nadie le importase fabricándose únicamente 13 unidades.

 

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en berlina de lujo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Dime con quien andas (Maserati Quattroporte II)

  1. Pingback: Del mito al ilogos (Maserati Kyalami) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: Infarto de corazón (Alfa Romeo 6) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. kalin1º dijo:

    …también pudo renombrarse Peugeot 704, o Talbot “Tagorium”…

  4. kalin1º dijo:

    …por poco el mejor quattroporte de todos

  5. Enhorabuena por el blog !!!!!!!!! Es un muy buen trabajo seguir asi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s