Top Secret! (Bugatti Type 57c “Empereur”)


A finales del agosto de 1939 el buque insignia de la Armada Alemana, el temido Admiral Graf Spee, zarpaba en sigilo del puerto de Wilhelmshaven.  Meses más tarde el capitán del navío, Hans Langsdorff, ya por el Cabo de Buena Esperanza rompía el sello de las órdenes secretas para la embarcación.  El buque de guerra más temido de la flota nazi operaría de corsario en el Atlántico Sur hundiendo a los mercantes británicos para desabastacer a las tropas aliadas.  En un principio la jugada les sale redonda.  Los británicos desconocen el paradero del mejor barco enemigo y éste va llevando a pique numerosos barcos mercantes aliados.  El Doric Star antes de  ser hundido logra dar las coordenadas del encuentro y ello permitió a la Armada Británica tenderle una trampa en pleno Rio de la Plata.  Ante el primer combate cuerpo a cuerpo del Graf Spee contra los cruzeros inlgeses Exeter, Ayax y Achiles  el barco alemán entra en el puerto de Montevideo para acometer reparaciones.  La labor de la inteligencia aliada y los continuos sabotajes propiciaron que Langsdorff se rindiese.  Como manda la tradición el buque fue hundido a varias millas de la costa por sus propios marinos que antes se habían puesto a salvo.  Tres días después, como también manda la tradición, encontraron muerto de un disparo a Langsdorff.  Se había suicidado.  Bastantes años después una noticia estremecía al mundo del motor.  Daniel Ledesma, Sergio Garino y Pablo Palumbo anunciaban a bombo y platillo que vendían por el módico precio de 12.000.000 (doce millones) de dólares  un Bugatti exclusivo y superior a todo lo conocido.  el Bugatti “Empereur”.  Las caracteristicas técnicas que acompañaban a la noticia eran de escándalo:  12 cilindros en V, 38.000cc (treinta y ocho mil), compresor, caja semiautomática de seis velocidades, llantas de 24 pulgadas, doce salidas de escape, dos tanques de combustible con una capacidad total de 500 litros, carter de 80 litros de aceite… prometiendo que superaba los 300km/h.  El auto permanecía en Argentina desde la 2ª Guerra Mundial.  “El más bello automóvil jamás construido por Jean Bugatti, el cual fuera diseñado por encargo especial y personal del alto jefe militar de la armada alemana ya nombrado, durante la Segunda Guerra Mundial, y que fuera construido sobre la clásica carrocería de los Type 57. El automóvil es único en el mundo” afirmaban.  Según la fantasiosa historia narrada por sus actuales propietarios el “Empereur” (el mayor y más exclusivo auto del mundo) lo estrenó Hans Langsdorff y viajaba en las bodegas del ¡¡¡Graf Spee!!! De todos es sabido la manía de los nazis de ir a la Guerra con sus coches… y como es obvio lo salvó del hundimiento y lo puso en manos de algún Uruguayo que jamás de los jamases lo sacó de su cochera (!!) y acabó vendiendoselo despiezado a los tres misericordiosos argentinos.  Ante el revuelo mediático el entusiasta de la marca de la herradura Jaap Horst recavó información y publicó un exhaustivo informe.  El motor era sospechosamente parecido (por cotas y dimensiones) a un Hispano-Suiza 12z de avión.  Numerosas piezas fueron grabadas con los numeros deserie y logo de Bugatti pero no de la forma en que éste solía hacerlo ni poseía tuerca y tornillos propios de la marca.  Hort debía convencerse aún de que era un auto original ya que el volante estaba en el lado izquierdo (ningún Bugatti lo tiene allí).  Sergio Garino, garante de la autenticidad de su auto afirmó, no exento de valor, en carta pública “No puedo entender cómo alguien puede confundir un motor Hispano-Suiza Z-12 con el motor de nuestro auto, que fue construido por Ettore Bugatti en su planta de Burdeos. Tengo testimonios para mostrar y comprobarlo.  No puedo entender cómo se atreve a minimizar el espíritu creativo de Ettore Bugatti”  Lo cierto es que no aparece en ningún registro de la marca ni existe ningún testigo que afirme haberlo visto siquiera, la tripulación de Graf Spee fue puesta a salvo en el Rio de la Plata aunque se empeñen en reconstruirlo.  Jim Abrahams, David Zucker, Jerry Zucker no hubiesen escrito un guión mejor.  Si le sobran doce millones de dólares (o un poco de sentido común) tal vez contribuya a despejar la duda.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Top Secret! (Bugatti Type 57c “Empereur”)

  1. kalin1º dijo:

    …lo jodido no es restaurar/descubrir en un pajar un Bugatti, sino encajar ese motor ahí, un par de ¡hurras!! por éstos señores…

  2. petr dijo:

    Al final se descubrió que el supuesto motor del Bugatti era verdaderamente el motor de….
    un tanque T-34 soviético! tras esto, no se volvió a saber mas de la supuesta joya automovilística ni de sus vendedores.
    http://m.forocoches.com/foro/showthread.php?t=1714908&page=2
    La estrafalaria historia que se inventaron sobre su origen, también tenía tela…

    P.D: excelente blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s