Eau noire (Stefan Bellof “Stibbich”)


La Historia, dicen, la escriben los vencedores.  El 3 de junio de 1984 llovía copiosamente sobre el Principado de Mónaco.  De todos es sabido la magnifica carrera que protagonizó un novato llamado Ayrton Senna.  Se suele decir que si la carrera hubiera durado 5 vueltas más la hubiese ganado él, pero se hubiesen sido 7  la hubiese ganado el alemán Stefan Bellof (si Jackie Ickx, director de carrera, no la hubiese suspendido)  Ese mismo año, en pretemporada de F1, el equipo Mclaren hizo una sesión de pruebas con los tres novatos más prometedores de ese año,  Ayrton Senna, Martin Brundle y Stefan Bellof.  El brasileño fue el primero en pilotar en el coche y enseguida consiguió batir los registros de los pilotos titulares pero rompió el motor y los mecánicos no tuvieron más remedio que montar un desfasado motor VFD para acabar la jornada.  Brundle hizo buenos tiempos, Stefan Bellof mejoró los de Senna.  En la mítica carrera de Mónaco Bellof partía último con el único coche no-turbo de la parrilla, el Tyrell 012, con 150/200cv menos que cualquier otro, cuando empezó a llover comenzó el espectaculo.  Al final de la primera vuelta ya había adelantado a 7 y en la vuelta 14 ¡ya estaba en los puntos! acabó la carrera siendo más de 1/2 segundo más rápido que Senna.  Antes Stefan Bellof se había hecho un nombre en las formulas menores. Su terquedad le llevó junto a Reine Braun que enseguida percató el diamante por pulir que tenía enfrente y se apoyó en su búsqueda de equipo esponsors.  En su primera carrera de F3 hizo la pole a 2 segundos  del siguiente, en carrera se salió en la primera curva e inició una remontada a base de records por vuelta que le llevó al segundo cajón del podio.  En seguida pasó a F2 con el equipo debutante BMW-Maurer  donde arrasó en las primeras carreras y se forjó una fama de adelantar por lugares imposibles.  Fue entonces cunado simultaneó las carreras tipo Formula con las de resistencia a bordo de uno de los nihilistas Porsche 956 del equipo de Dieter Braun.  Se ganó enseguida al equipo con su caracter alegre y extrovertido y sobre todo por plantearse las carreras de resistencia con si fuesen tipo sprint.  Después de la consabida prueba en Mclaren, el equipo ingles decidió apoyar la entrada de Bellof en un equipo pequeño de F1 a modo de inversión. El equipo elegido fue el otrora glorioso Tyrell, uno de los pocos que le dejaban alternar la F1 con la Resistencia.  Los resultados no constataban la valía del alemán volador.  El 28 de Mayo de 1983 logra la pole y el record del circuito de Nürburgring a bordo del Porsche-Brun 956 no oficial (!!) con unos insuperables 6:11.13 seg. logrando también el record del circuito en carrera (6:25.91), marcas imbatidas e imbatibles, en su SEGUNDA carrera en resistencia (en la 1ª logró la pole).  No había ningún director de equipo capaz de calmar su fogosidad al volante y realmente nadie quiso calmarle.  Fue en los 1000km de Spa cuando el bueno de Stefan Bellof decidió adelantar al héroe local Jackie Ickx (Porsche oficial) en Eau Rouge.  Ickx, perro viejo, le cerró el paso creyendo que así desistiría, pero no fue así.  Dicen que hay dos tipos de conductores:  los que pasan Eau Rouge  a fondo y los que levantan el pie del acelerador.  Bellof no solo llevaba el pie derecho hundido en su monstruo de 800cv, estaba convencido de adelantar al mejor piloto de resistencia de la historia por fuera.  Las ruedas de ambos coches se tocaron y el coche del alemán se salió e impactó contra el muro de protección y al poco se incendió.  No logró sobrevivir al accidente.  Una vez fallecido se supo que, por fin, contaba con el apoyo de una importante tabacalera y que tenía un contrato firmado con una relevante scuderia italiana.  Bellof fue siempre feliz con su condición de piloto y dicen los que le conocieron que su felicidad era contagiosa. Schumacher lo considera su ídolo y referente.  Seguramente le siga mojando la oreja al brasileño fogoso dondequiera que estén.  DEP


image

El equipo Tyrrell cometió una irregularidad absurda en la temporada ’84 consiguiendo que le fuesen retirados todos los puntos a sus pilotos, por eso se considera que el podio de Mónaco fue Prost/Senna/Arnoux.  Ickx y sus estupideces.

A posteriori los Porsche 956 fueron debidamente modificados para hacerlos más seguros.

(gracias a Kalin por sus sugerencias)

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en mito y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Eau noire (Stefan Bellof “Stibbich”)

  1. Pingback: Un volante para Digit (Vittorio Brambilla “Gorilla di Monza, Mago della pioggia”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. kalin1º dijo:

    …que pena de FISA al fusilar el glorioso grupo c para que Eclestones se hinchara con la f1…

  3. Sale année 1985. Bellof et aussi Manfred Winkelhock (mon idole!), et aussi Jo Gartner. Tous sur Porsche 956.

  4. kalin1º dijo:

    …adoración y éxtasis; después de conocer toda la trayectoria de Ayrton Senna mi “yo” consciente no sabia bién de qué iba la cosa; cuando murió Bellof me pilló escasamente con 7 años por tanto fué dificil descubrir algunos detalles; en el libro de Paco Costas “La década mágica” dedicado al ciclo de la fórmula 1(de la que me considero fanático-devoto) desde 1984-1993 efectivamente fue éste punto el que me llamó la atención precisamente en el GP Mónaco, el que si la carrera hubiera durado “un poquito” hubiera ganado Bellof y no Senna ni Prost…; después de derramar algunas lágrimas cuando Senna se estampó me sentó como un palo conocer que alguién corría todavía más; siendo así era lógico que tenía que matarse antes; cosas maravillosas veredes, salu2cv

    • Amigo Kalin… La historia la escriben (desgraciadamente) los vencedores. Me cuesta creer que existiera alguien “mejor” que Senna. Gran descubrimiento, te estaré siempre agradecido. Como dice el gran Rafa Cano (fórmulaunista de los buenos) si Bellof hubiese sobrevivido a Ickx nadie recordaría a Prost. ¡¡¡6:11 en el infierno verde!!! Simplemente genial.

  5. Pingback: Grande (Alfonso “Fon” de Portago) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  6. kalin dijo:

    …que ironía el hecho de que un piloto tan temerario en su juventud como Ickx y realmente virtuoso en agua procediera a suspender la carrera de Monaco ´84…; se excusó en la “inconducibilidad” de los coches bajo unas condiciones en las que tan sólo y siempre és el piloto el que decide; la prueba está en cómo dos debutantes como Senna y Bellof sí fueron capaces de conducir sin problemas…; el resto de pilotos no eran capaces?; para Prost la bendición no fué Ickx, sino el mamarracho que presidió la “FISA” y que lo protegió y apadrinó, Balestre, gracias al cual pudo hacerse con el mundial del ´89…; como dato curioso quedó el hecho de que en Monaco sólo se puntuó la mitad que en una carrera completa con lo cual Prost se llevó 4,5 puntos, y a final de año Lauda le ganó por sólo medio, con lo cual nos quedamos con la especulación de qué hubiera pasado sino se para la carrera…; salu2cv

  7. kalin dijo:

    …de nadas, profesor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s