Dios casi lo consigue (Toleman-Hart TG184)


A finales de los 70 la escuderia de los hermanos Toleman arrasaba en las formulas menores, el paso a la Formula 1 era más que evidente.  Su primera temporada (1981) fue especialmente dura.  Con motores Hart (debutantes tambien) y con un sobrepeso más que evidente (80kg de más) se arrastraron por los circuitos. La siguiente temporada fue casi peor acusando una preocupante falta de fiabilidad (terminan sólo 2 carreras de 13).  A la tercera no fue la vencida pero a base de fibra de carbono la mejora fue evidente marcando los primeros puntos.  En 1984, en plena era Turbo, Toleman comienza con el coche de la temporada anterior.  Logran algunos puntos hasta que llega el nuevo modelo el Toleman-Hart TG184, el mejor Toleman de todos los tiempos y probablemente uno de los más peculiares.  Con nuevas y discutidas soluciones aerodinámicas en forma de ¡¡doble!! alerón trasero, con un peso por fin acorde con la competencia (540kg) y con unos neumaticos competentes (por fin Michelin y no los infumables Pirelli) pero sobre todo con una triple coincidencia que haria frotarse los ojos a todos los aficionados al deporte:  Ayrton Senna, lluvia y Monaco.  La jovencísima promesa brasileña curtida en la F3 británica salía desde la desde la posición 13, consigue ser 10º en el primer paso por meta, y comienza una espectacular remontada conduciendo sobre mojado, 9º en la 2, 8º en la 3, 7º en la 7, 6º en la 9, 5º en la 12, 4º en la 14, 3º en la 16, 2º en la 19. A pesar de estar a 20″ del líder, el pérfido Alain Prost, y de llevar un coche segundón, se lanza en su persecución arrebatándole 1″ por vuelta, sin embargo la dirección de la carrera decide suspenderla en la vuelta 31 por las malas condiciones climáticas y la pésima visibilidad, Senna acaba 2º a 7″ de Prost.  Ayrton Senna manifestó que había conducido guiado por Dios.  Ese día comprobó que algunos comisarios de la FIA (casualmente amigos de Prost) tienen más poder que su místico copiloto.  Consiguió dos podios más en esa temporada y fue apartado del equipo al hacerse notorios los rumores que le situaban en Lotus la siguiente temporada.  El año siguiente, sin Senna en el equipo, la única nota positiva fue la única pole lograda en el GP de Alemania.  Al final de la temporada el equipo fue vendido a su patrocinador principal, Bennetton, estaba claro que ni con Dios eran capaces de ganar.  La era de las pequeñas escuderias llegaba a su fin.

   

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en competición y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Dios casi lo consigue (Toleman-Hart TG184)

  1. kalin1º dijo:

    …el tema de decir o decidir cuando un piloto es bueno, muy bueno o el mejor es delicado, son tantas variables…; es arriesgado, mira en youtube la pasada de Piquet a Senna en Hungría´86; cada uno tiene su estilo, pero Senna tenia “magía” por la seguridad que daba en agua y en calificación, y no tenia ninguna temporada “mala”; en seco todos somos buenos; salu2cv…

    • Está claro que cualquiera de nosotros con un poco de condición física también hubiésemos sido campeones del mundo con el Williams FW19. En la era prealonsiana lo que me hacía sentarme delante del televisor a horas intespestivas era el espectáculo. Senna lo dio , y mucho. Por eso soy tan fan de él. Prost nunca me gustó por frio y calculador (Alonso me recuerda un poco a él). Los Ferrari siempre me parecieron bellisimos aunque Jean Alesi hiciese lo que podía… Lástima de Bellof.

    • Lo de Piquet a Senna merece un placa conmemorativa

  2. Pingback: Eau noire (Stefan Bellof “Stibbich”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. kalin dijo:

    …aunque nadie recuerda el detalle de que si la carrera hubiera durado 5 vueltas más Stefan Bellof, que venía como un tapón detrás de Senna, los hubiera achicharrado a los dos…; todavía tiene, desde 1983!!!, el récord del viejo Nurburgring que NADIE ha superado con 6 minutos y 11 segundos…; un blog para él y para el Porsche 956!!!

  4. Pingback: No, pagliaccio non son. (Yamaha OX99-11) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  5. kalin1º dijo:

    …si el “alzheimer” no me fagocita pero creo recordar que el motor “Hart” (que gran concomitancia ortográfica con el “Team HRT!) derivaba del Ford 1600 que equipaba por entonces el Escort sólo que con un TURBO como Dios manda; qué gran coco ese Brian Hart!!!, a base de machota y cincel casi gana en Mónaco…

  6. rafa dijo:

    Solo hay que ver esta última foto… Que gran piloto se perdió con Senna!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s