El sincretismo del caos. (Ford EXP “Cross-eyed Tadpole”)


La sombra del Ford Mustang era terriblemente alargada.  Ya en los albores de los insípidos ochenta Ford quiso reinventar el mítico modelo deportivo.  En Ford planearon construir un modelo pequeño (eficiente), deportivo y suficientemente atractivo  para poderlo ofrecer a bajo precio a las nuevas generaciones de jóvenes que veían de forma peyorativa la herencia muscle&pony-car. La economía de la blue-oval estaba ciertamente resentida.  La omnipresente GM le ganaba la batalla local a base de tecnología y eficiencia y las marcas japonesas y europeas habían abierto una herida profunda.  Así que para crear el nuevo deportivo económico se decidió partir de un modelo básico y barato.  En los años ’60 esa fórmula se le aplicó al Ford Falcon y surgió el Mustang.  Al intentar hacer lo mismo en los ’80, pero esta vez con el Escort, nació el Ford EXP (y su clon, Mercury LN7).  El Ford Escort era un dignísimo utilitario que devolvió la credibilidad en los coches pequeños después de la Ford-Barbacoa-con-4-asientos-Pinto.   Era el primer modelo americano de la marca con la tracción delantera.  El nuevo modelo deportivo compartía plataforma, motor y prestaciones (1.6l, 70cv),  prescindiendo de las plazas traseras para darle un cierto exotismo (!) añadiendole, eso si,  200kg más.  Por si esto no fuese suficiente escarnio, la estética de la carrocería corroboró lo inapropiado del nuevo modelo.  Las extrañas proporciones no conseguían hacerlo deportivo.  En los ’80 (ni en cualquier década) no fueron muy aceptadas sus particulares líneas.  Sus extraños faros delanteros, sin ser escamoteables, parecían a medio abrir y le valieron el sobrenombre de ‘renacuajo bizco’.  Las ventas eran escasísimas Era obvio que nadie se compraría un lacónico Ford Escort por el mero hecho del placer de conducir y mucho menos si éste era menos practico, más feo y más lento.  Al poco la competencia creció.  Al Pontiac Fiero se le perdonó casi todo por su espectacularidad, y al Toyota MR2 era difícil encontrarle fallos. La más que necesaria remodelación a los 3 años lo hizo más grotesco si cabe. Pero el peor de los enemigos lo tuvo en casa.  Ford planeaba sustituir al Mustang por un modelo de tracción delantera con tecnología japonesa.  El fervor popular intercedió y el pony-car por excelencia siguió fiel a la tradición.  El nuevo coche estaba tan avanzado que fue casi inevitable sacarlo a la venta.  Con el Mustang, el EXP y el novísimo Probe estaba claro quien tenía las de perder.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en ¿deportivo? y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El sincretismo del caos. (Ford EXP “Cross-eyed Tadpole”)

  1. kalin dijo:

    …por dios bendito!!!, ésto si que parece la versión “Raider” pero del Málaga “InjectionSystemPorsche…”, cómo nó caímos antes?

    • hubo una época en la que el Ibiza raider me parecía “chulo”… los ochenta hicieron mucho daño estético!!!
      😉

      • kalin dijo:

        …es que no daba más la cosa; en su momento el “Ronda” con ruedas 185 era un espectáculo y el Panda “45” el alto de gama entre los “Pandillas”…; el que sí que hizo daño fué el Countach…hasta Renault implementó aires de grandeza al R9 de 2ª generación con “spoileres” y taloneras del siglo XXI que lo acercaban al “Lambo” o a algunos gr.b versión “pikes-peak”..; el Delta “Deltona” lo era ensanchando vías y poniendolo muy cuadradote; los coches venían de ser más bien altos, por lo del 165, las llantas 14 y las suspensiones blandas de largo recorrido…y tampoco había tanta potencia como para poner mucha más rueda, por tanto todoelmundo diseñaba coches sencillos con diseño sencillo…hoy nó, hasta los básicos llevan 195 con llanta 16 para 70cv…, pero el “Raider”, era una vacilada total, con el letrero posterior “PODADERA” y el tubo de escape colgando

  2. ami6total dijo:

    Me gusta este coche, es un diseño muy a la moda de los 80 es decir podriamos llamarlo uno de los máximos exponentes de la moda michel “nait”por lo que para conducirlo nos hace falta tener un pelo atusadito, camisa roja con los tres primeros botones desabrochados dejando ver nuestra magnifica pelambrera, pantalones de cuero ajustaditos, botas terminadas en punta y chupa de cuero, es el uniforme perfecto para no desentonar con este coche, un diseño digno de Opron y de los dos chevrones lastima que no fuera de uno ni de otro…..

  3. Au secours … que c’est laid … 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s