Cardando lana. (Lancia Gamma Coupé)


Lancia es recordada por hacer coches sensacionales, aunque también merece fama por sus sinsentidos.  El hecho de que una de las marcas más queridas y deseadas del panorama automovilístico perezca sin pena ni gloria comienza a forjarse precisamente en su época de máximo esplendor.  Mientras a ojos de todos el mítico Stratos soportaba dignamente su prejubilación y esperaba en ciernes el no menos mítico 037 en fábrica, la lujosa marca italiana vivía una época crucial.  Los Beta ya estaban asentados en el mercado y la novísima berlina llamada a bregar con los sempiternos alemanes veía la luz.  El Gamma.  El desaguisado en  que se vio envuelta la gestación de dicha berlina era directamente proporcional a las esperanzas que se vertieron en ella.  Lancia DEBÍA estar a la altura.  Como muestra del poderío (o cortina de humo) se proyectaron un gran número de variantes para completar la gama.  Un novedoso monovolumen, un Shotting-Brake, un descapotable/targa tipo Stag…  el único que vio la luz fue el incomprendido Lancia Gamma Coupe.  La berlina de la cual derivaba ya parecía una especie de coupé con su carrocería fastback así que como muestra de originalidad, el coupé tenia una línea tradicional de 3 volúmenes. Aunque la éstetica fuese moderna y no del todo asimilada.  El nuevo coupé se adelantó varias décadas a la competencia.  Era amplio, luminoso y muy habitable.  su cuatro plazas eran de primera clase, comodísimas.  Tan bien resuelta estaba su habitabilidad que incluso se proyectó una nueva berlina tradicional de cuatro puertas derivada del coupé.  Un deportivo para ejecutivos a imagen y semejanza de los coupe-doctors (fullsize coupe) americanos, muy poco visto en Europa.  Por desgracia las desgracias no tardaron en llegar.  El motor elegido, un 2.5l, cuatro cilindros bóxer de alumino, era a todas luces insuficiente para un coche así,  los alemanes, y algún inglés, ya calzaban 6 y 8 cilindros y tenían propulsión trasera, más acorde con la deportividad que la tracción delantera del italiano.  Además la voluntariosa planta motriz sufría desgastes prematuros de los árboles de levas y sobrecalentamientos que doblaban las culatas.  La electrónica y los ajustes fueron pioneros en dar mala fama a los coches italianos.  El interior tenía una estética acorde con el vanguardista exterior.  Todo el coche rezumaba estilo italiano setentero (con lo que ello conlleva).  La credibilidad de Lancia como constructor de coches fue pereciendo inexorablemente. Tal vez al adinerado propietario de un Gamma Coupé  le importe  más que su coche funcione dignamente que una marca mítica gane rallies.  Fulvia, Stratos, 037, Delta S4… Tal vez a los que nunca hemos sufrido un Gamma nos importe menos.

Esta entrada completa a “Solo o en compañía de otros” y “tiro al aire”.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en ¿deportivo? y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Cardando lana. (Lancia Gamma Coupé)

  1. kalin1º dijo:

    …da verdadero pánico repasar las estadísticas de un “Autocatálogo” (1982) y comprobar qué dimensión y/o qué volúmenes tenía por aquéllos días la automoción italiana; Fiat, Lancia, Alfa Romeo…son una sombra hoy de lo que fueron e incluso, tratan de sobrevivir reeditando modelos de entonces (!!!!!!); el cómo Alfa o Lancia han llegado al punto actual se explica por la desastrosa gestión de ambas, cosa de la que sólo Fiat es responsable pues no se puede actuar como “marca” cuando se es “grupo” y se engloba a otras marcas con no menos importancia o relevancia…; la marca Lancia parece maldita, como si nunca hubiese hecho coches y como si su trayectoria fuera comparable a la de Saturn o Hummer…, miente quien hable de un constructor con un montón de títulos MUNDIALES de rallies italiano, cuántos clientes de Lancia no lo fueron por su aureola de fabricante deportivo?……osea: hay quien se gasta montones de dinero en competición para ganar prestigio y quien ha ganado con autoridad deja de tenerlo….vivir para ver; antes de que BMW o Audi se montaran en el carro de las prestaciones y la deportividad, Alfa o Lancia GANABAN cualquier competición…y poseían gamas con mucho CARÁCTER…; hoy, Marchionne les ahorra trabajo eliminando las marcas propias para que prosperen e incluso, insinúa a Maserati para que ésta “se baje al pueblo”…; ostentóreo

  2. kurtzos dijo:

    La foto de las variantes que no vieron la luz (break coupe, berlina, targa) me ha dejado con la boca abierta… la berlina es espectacular. Reconozco que me gusta mucho

  3. Pingback: Suave y silencioso. (Motor Knight “silent knight”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. On dirait un projet “avorté” pour Peugeot, bcp d’éléments de style qui rappellent Peugeot – la Berline est très ressemblante à une 604.

    Les sièges sont particulièrement laids!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s