La coherencia desangelada (Cadillac Fleetwood V8-6-4)


Entre las marcas americanas el estigma de marca de super lujo ha recaido en la otrora prestigiosa Cadillac.  Durante las décadas de oro del coche américano los Cadillac siempre han estado en la cima.  En los años ’20 y ’30 los fastuosos V16 competían y superaban a gran parte de la excelsa competencia.  Después de la 2ª Guerra Mundial las tótemicas Series 60 con los ElDorado, Biarritz, Broughman… y sus cumúlicas aletas traseras y estética aeroespacial otorgaron más prestigio y glamour, si cabe, a la rama noble de General Motors.  A pesar del éxito deslumbrante en los años 50 y 60 bien es cierto que los modelos alemanes, mucho más discretos y eficientes, iban restandole ventas.  Ya en los años ’70 el lujo indiscutible de los enormes Cadillac quedaba un tanto grotesco y cada vez era una formula menos exportable, fue quedando relegada a los viejos reencarnadores del sueño americano.  Decididamente la preclara marca ya no era un referente claro.  Quedaban sus enormes motores, sus cuadradotas y sobredimensionadas carrocerias y un equipamiento lo suficientemente extenso como parta tener un botón para cada cosa aunque no evolucionaban consecuentemente ni los motores ni los bastidores.  Valores como la suavidad de uso y la facilidad de conducción ya no eran tan reconocidos y la legendaria suavidad ya se conseguía de otras formas.  Las ignominiosas Leyes Federales (CAFE) surgidas a raíz de la abyecta Crisis del petróleo  trataban aspectos como el consumo (conocido ahora como eficiencia energética).  En aquellos momentos los clientes de Cadillac disponían del motor más grande jamás montado (entiendasé desde el fin de la 2ª Guerra Mundial) y las cabezas pensantes de GM no creyeron oportuno alejar los grandes motores V8 de su fiel clientela.  Total, las tradiciones están para cumplirlas.  Así que haciendo alarde de un pragmatismo desconocido en en la industria yankie idearon un sistema de desconexión de cilindros para su buque de insignia.  La grandisima idea partía de un nuevo motor ¿reducido? el V8-6-4 “L62” de 368 pulgadas cúbicas y un sistema computerizado que desconectaba 2 ó 4 cilindros según la necesidad de potencia.  La idea, a priori,  era excelente.  El propio auto elegía el tipo de motor que necesitaba y se ajustaba así el consumo.  Por desgracia en 1981 los sistemas computerizados no estaban del todo conseguidos.  Todo aquel que hundía su pie derecho en en el acelerador comprobaba como el coche pasaba de 4 a 6 y luego a 8 cilindros previo brusco tirón.  Eso en condiciones normales ya que la lentitud en pasar de una configuración a otra haciía que el primitivo ordenador se colapsase y cambiase a diestro y siniestro y con cierta demora el número de cilindros operativos.  Por si esto no fuera poco el ordenadorcito se estropeaba frecuentemente (tal vez por su exceso de trabajo).  La propia marca ofrecía actualizaciones de sofware que iban mitigando la zozobra.  Estaba claro que los clientes de Cadillac no podían esperar con su coche parado (o dando tirones) a que la informática avanzase.  Muchos de esos clientes descontentos pidieron que les desconectaran su motor del mundo digital, suele coincidir ese momento con la última vez que visitaron un concesionario de la marca.  El L62 desprovisto de su particular “HAL 9000” resultó ser un magnífico motor de deficiente eficiencia energética típicamente americano siendo el último “Big Block”, y a nadie pareció importarle.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en berlina de lujo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La coherencia desangelada (Cadillac Fleetwood V8-6-4)

  1. Pingback: Ley del Contrapaso. (Oldsmobile Cuttlas Supreme Diesel) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: La erótica del poder. (Sparks Phaeton Turbo) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. Pingback: ‘Something Stupid’. (Chrysler Imperial Frank Sinatra edition “FS”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. ami6 dijo:

    para que luego digan de los coches italianos de los años 70-80, los americanos les ha sido muy facil hacer coches ya que los ingenieros tenian los limites muy altos, aun así al no tener que agudizar el ingenio hacian verdaderas aberraciones, un ejemplo este coche

  5. A diesel Bentley!!! Jajajaja since it someone reads of VW they present it in Geneva. Already is 911 refreshed ones for water, diesel Porsche … there are things that should not exist!!! It did not know it of Saab.

  6. It’s like a very rich man that goes to the low price supermarket… or a Bentley Diesel lol

    Saab made the “same thing” with double turbo, with one that disconnect i think – never like this!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s