Diós en paños menores (Land Rover Santana 88 Ligero).


En los convulsos setenta en la tranquila factoría jienense de Santana no iba del todo mal.  Los Land Rover que venían fabricando bajo lincencia desde hacía unos años se vendían lo suficiente como para atreverse con empresas mayores.  Tal vez pocos modelos hayan resistido imperterritos a los avances del motor.  El Land Rover Santana estaba anclado en la Serie II del mítico 4×4 inglés e iba evolucionando (minimamente) por su cuenta y riesgo.  A diferencia de la inglesa, la marca española creó dos modelos militares (el 88 y 109) basados en los “civiles” pero donde se le había eliminado lo superfluo.  Cuesta creer que a un modelo tan espartano como el Santana 88 se le pueda eliminar “algo” pero los técnicos de Linares se emplearon a fondo y sustituyeron gran parte de la carroceria por lona y simplificaron la poca chapa que quedaba (puertas, capot, pasos de rueda…).  El equivalente inglés tenía que cumplir con unas premisas de peso (por aquello de montarlo en helicópteros) que lo encarecían pero el hispano era fácil y barato de fabricar así que en Santana se plantearon fabricar una versión civil.  Los esfuerzos por diversificar el producto por parte de los directivos de Santana fue encomiable.  Convirtieron a un famélico y triste soldado 4×4 de color caqui en un joven y atrevido modelo solo con pintarlo de colores chillones.  Nacía el Land Rover Santana 88 Ligero.   Se situó como modelo de acceso a la gama y venía a competir con los afamados Jeep-Viasa Cj3 “Bravo” aunque también se sumama a la oferta de vehiculos playeros.  Sea como fuere el Ligero era una autentica máquina trialera, robusta e irrompible como pocos.  Sus colores chillones y su exclusividad (no tenía equivalente en la gama inglesa) le dieron cierta fama merecida pero su rudeza lo condicionaba enormemente.  El hecho de que gran parte de su carroceria hubiese sido sustituida por lona y que su equipamiento brillase por su ausencia lo alejaba de su idilica visión de deportivo 4×4, primicia mundial.  Sus prestaciones no diferian mucho de los Land Rover originales.  Eran tremendamente prestacionales en campo pero lentos como ellos solos en carretera.  Además el hecho de que fuese el Land-Rover más barato no lo convertía en un vehiculo especialmente accesible (seguia siendo un coche caro) condicionado por su poca utilidad fuera de su entorno natural.  A pesar de ser un coche revolucionario (a su manera) para su marca los plasticosos ’80 lo condenaron al ostracismo.  Los Suzuki Santana SJ Samurai, y los Nissan Patrol, más economicos, versátiles e igual de divertidos llamaban a la puerta.  Santana siguió evolucionando “su” Land-Rover hasta que ya en las primeras décadas del nuevo milenio no pudo estirar más la goma y acabaron en la órbita Iveco.  La única marca automovilistica de capital español cerraba para ¿siempre?

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en 4x4 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Diós en paños menores (Land Rover Santana 88 Ligero).

  1. kalin1º dijo:

    …el coche ideal para pasear a los suegros, atrás…

  2. ami6 dijo:

    Nunca menos fue más, una gran versión de un gran mito que no se supo vender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s