Vae victis! (Lancia Beta Montecarlo/Scorpion)


Hubo un tiempo en que la competición era simplemete eso, competición.  A mediados de los setenta en Lancia han de sustituir al Stratos y eso son palabras mayores.  El gran campeón ya está en clara desventaja frente a la temible armada de Peugeot, Audi, Renault… La respuesta ha de ser contundente.  Paralelamente FIAT decide dar a su filial pseudolujosa un coche “total” con el que batirse el cobre con las mas reputadas berlinas.  Nace bajo muchas espectativas la gama Beta. Sedán, Coupe, Spider (targa), HPE (coupe ¿familiar?)… ninguna de estas atractivas variantes sirven para el único cometido válido de Lancia:  Ganar rallies.  Por suerte Carlo Abarth tenía muy avanzado su proyecto para FIAT “X1/8” que venía a ser un X1/9 (pequeño spyder de motor central) más potente y capaz.  La casa madre vio una solución que dejaría satisfechos a todos.  Abarth daba salida a su proyecto, en Lancia tenían una fantástica base para coches de carreras y a más a más si lo “incluían” en la gama Beta daría respaldo y prestigio a dicha gama y la propia FIAT no se gastaba una cantidad desorbitada en un modelo minoritario.  Nacía pues el Lancia Beta Montecarlo.  El nuevo coche prometia:  bajo, ancho motor central, lujo italiano… Rápidamente las versiones de carreras no se hicieron esperar.  Un Grupo 5 “Silouetthe” se codeaba en circuitos con las más grandes.  Por desgracia la versión de calle no era tan grata.  El voluntarioso motor de 2 litros era insuficiente para el chasis y el precio (aun siendo todo un Lancia) era desorbitado.  En USA llegó bajo el nombre de Lancia Scorpion (ya había un Chevy MonteCarlo) y lo absurdo de las leyes federales quedó plasmado en él.  El ya pobre motor se desinfló hasta unos paupérrimos 80cv y fracasó de todas todas.  Las desgracias no acababan ahí.  Los Beta tenían una tendencia muy clara a oxidarse a la más mínima hasta el punto que en Inglaterra se convirtió en un mayúsculo escándalo (el Allegro solo podia presumir de su resistencia a la corrosión) teniendo que abandonar Lancia el mercado inglés por la puerta de atrás después de haber pagado muchas indemnizaciones y perdido prestigio.  Lo que de verdad importaba en Lancia era que fuese un buen coche de rallies y a fe cierta que acabó siendolo.  El todopoderoso Lancia 037, basado en el Montecarlo, veia la luz (sin el apellido Beta) y a Audi ya no solo le valia su mágica tracción total, los Grupo B ya estaban en liza.  En Lancia parecían despreocupados por vender coches o simplemente fabricarlos bien (se les acusó de usar acero ¡¡ruso!! de pésima calidad) solo importaba ganar rallies.  A día de hoy aquel desaguisado que comenzó con el Beta ha tocado fondo y nada a vuelto a ser como antes.  Cuesta creer que coches como los Fulvia HF, Stratos, 037, Delta S4, Delta Integrale o “Deltona” no tengan continuidad y que el nuevo Delta se parezca más a Rio Ferdinand que a un coche de ensueño.  Solo importaba ganar rallies.

los 80 y el Delta acabaron con él.  Los gr.B ya eran historia.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Deportivo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Vae victis! (Lancia Beta Montecarlo/Scorpion)

  1. Pingback: Pastafarismo.(Argyll GT) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. Pingback: Tiro al aire. (Lancia Megagamma) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. Pingback: L’uomo che po ‘un cane (Issotta-Fraschini 8C Monterosa) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  5. Pingback: Tortilla española (SEAT 124 2000 “FL-90″) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  6. vmunix dijo:

    Los últimos dos autos (037) solo tienen en común con el Montecarlo la marca (Lancia) y que tienen ambos 4 ruedas. Nada mas.

    • Gracias por tu comentario. Permiteme unas cuantas salvedades. El penúltimo auto (037 Stradale) también comparte “motor”, aunque muy muy evolucionado, pilotos traseros, diseñador (Abarth), parabrisas, puertas… el último coche no es un 037 es un Beta Montecarlo Gr. 5, es curioso constatar que un Montecarlo de competición se confunda con un 037. Indudablemente cada uno de ellos tiene tantas diferencias que se les puede considerar coches diferentes (yo también los considero así) pero los tres parten de un diseño primigenio común muy alejado de la ignominiosas berlinas Beta originales.

  7. Superbe voiture, un peu trop “80” mais … et les versions course… woaw, bien que décevantes au Mans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s