Daño colateral. (Toyota RAV-4 EV)


A finales de los noventa las marcas que sobrevivieron a la crisis del petroleo tenian claro que el downsizing no era una opción, era una realidad.  Todos los estamentos demandaban coches que consumiensen menos y que contaminansen menos.  Estaba claro que con un  simple catalizador, inyección multipunto y las socorridas 4 valvulas por cilindro no bastaba.  El estado de California apostó por los vehiculos de cero emisiones (ZEV) y suvencionó los proyectos que se llevaron a cabo.  Dicen que EE.UU. es lo que queda entre las dos costas, o las dos costas sin lo que hay enmedio.  Al amparo de esta nueva legislación nacieron dos coches altamente revolucionarios:  los GM EV-1 y Toyota Rav4-EV.  Toyota tenía ganas de asaltar de una vez el primer puesto de ventas a nivel mundial que poseía desde tiempos inmemoriales GM y cualquier oportunidad era buena para demostrar su supremacía.  Para su vehiculo de cero emisiones apostó por electrificar su novedoso todo-terreno-camino-gti presentado recientemente.  La carroceria y el interior apenas diferian del original, en cambio su parte motriz era completamente electrica propiciando unas suficientes prestaciones y autonomía, 126 km/h, 150/200 km a carga completa.  Las baterías se recargaban por la noche y elementos como los frenos o el aire acondicionado estaban modificados para no consumir demasiada carga.  Toyota colocó varios centenares a empresas y particulares por vía leasing y todo fueron parabienes.  Por desgracia para todos la dualidad americana dio al traste con tan interesante proyecto.  Un tal George Bush se hizo con la presidencia de la nación y quiso quitarse, y se quitó, de enmedio el proyecto ZEV.  Lo de gastar mucha gasolina hacía años que había dejado de ser  de buen patriota pero eso no importó para que Chevron (empresa petrolera y afín a los Bush) comprase por una indecente cantidad de dinero la patente de las baterías Panasonnic que equipaban tanto los RAV-4 como los EV-1.  Toyota recuperó una inmensa mayoría de Rav-4 EV pero cedió a las presiones populares y vendió unos pocos a particulares (GM no dejó ni uno vivo).  La marca japonesa aprendió la lección y se vengó con el insipido Prius.  Ahora los coches pretendidamente ecológicos echan el mismo humo que los no ecológicos y a todos nos parece bien.  ¿Tan tontos somos?

A día de hoy algunos de los coches supervivientes han realizado más de 350.000km con las baterias de origen.  Sin humo, sin cambios de aceite, sin cambiar de marcha…

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en 4x4 y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Daño colateral. (Toyota RAV-4 EV)

  1. kalin1º dijo:

    …por cierto, y el Chevrolet ev-1?…

  2. Pingback: No justo (Sinclair C5) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. prosarticles dijo:

    I was very pleased to find this web-site.I wanted to thanks for your time for this wonderful read!! I definitely enjoying every little bit of it and I have you bookmarked to check out new stuff you blog post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s