No repetimos postre (motor Ferrari “Lampredi” L2)


A finales de los años cincuenta el genial Aurelio Lampredi, ingeniero de motores de la Scuderia Ferrari tiene una gran idea.  Los (grandes) motores Lampredi fueron usados por los coches del cavallino con gran éxito.  Después de un viaje por la Ámerica próspera se percató de la gran cantidad de par motor que proporcionaban los enormes motores yankies.  Ni corto ni perezoso propuso a il commendatore la construcción de un motor con la cilindrada unitaria lo más grande posible.  Este motor serviría, en un principio, para la Formula 2 pudiendose aplicar su técnica en otros campos siempre que los resultados fuesen favorables.  El reglamento de 1955 para F-2 especificaba una cilindrada máxima de 2500c.c. y Lampredi diseñó a partir de su mastodóntico V12 un peculiar motor de… ¡¡¡2 cilindros!!! con una cilindrada unitaria de 1250 c.c. (si fuese un V8 américano tendria 10 litros). Fue montado en un banco de potencia para descubrir sus bondades ante la atenta mirada de todo el staff técnico de la Scuderia, incluido el propio Ferrari.  Cuando el motor llegó a 5000 rpm no daba todo lo que se esperaba de si, ofrecia la mitad de rendimiento de un motor convencional.  Así que se revolucionó aun más…  Las vibraciones, propias de dicha arquitectura de motor, se volvieron (más) incontrolables rompiendo los anclajes, el banco de potencia y todo lo que se encontró a su alrededor saliendo disparado y rebotando por la estancia.  Estaba claro que ese no era el futuro, lo fue el de los magnificos y convencionales motores de 4 cilindros.  Años más tarde, con Lampredi renegando de Ferrari y diseñando motores para FIAT, Enzo todavía bromeaba cada vez que tomaba los postres después de una buena comida… Decia que el diametro de los cilindros de aquél motor (locura) todavía eran más grandes el de que los platos donde le servian el tiramisú.  Ferrari siguió fiel a sus grandes V12, después llegaron los V6 Dino, los V8…

Del motor no hay muchas fotos disponibles… comprensible

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Mecánica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No repetimos postre (motor Ferrari “Lampredi” L2)

  1. Pingback: Ande o no ande. (Ferrari 712 Spyder “1010″ CanAm) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: La Gloria que nunca llega (FIAT Dino Coupe Bertone) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s