La envidia de la virtud (Porsche Carrera GTS “904”)


A principios de los 60 en la cocina de Porsche se gestaba el futuro de la marca.  Los vetustos 356 (derivados directos del KdF-Escarabajo) estaban claramente desfasados ante la competencia. Un joven “Butzi” Porsche (el nietísimo) entra a trabajar en el departamento de ingeniería y se pone manos a la obra para fabricar un nuevo modelo del tipo carreras-cliente, el sustituto del mítico 550 Spyder.  Aun llevando el apellido Porsche, ser hijo del dueño y nieto del fundador tuvo que pelearse con toda la vieja guardia de la empresa para sacar adelante su proyecto.  Sus ideas de un ligero chasis, motor central y carrocería de fibra chocaban de frente con las de Edwin Komenda (padre putativo de los Kdf, 356…) defensor acérrimo del acero y del motor trasero.  A pesar de todo en noviembre del ’63 se presenta el Porsche 904 conocido oficialmente como Porsche Carrera GTS (Peugeot es, y sigue siendo, dueña de todos los números de tres cifras cuya segunda es un cero).  La nueva Porsche nacía.  El 904 era un modelo bajo, afilado y conceptualmente moderno alejado de los rechonchos 356 y 901/911.  A pesar de que hubiese debido montar el nuevo motor de 6 cilindros “901” por falta de tiempo montó el sempiterno 4 cilindros “Fuhrman” de su antecesor.  Era tan ligero y potente que los éxitos deportivos no tardaron en llegar cosechando un palmares envidiable.  Como no controlaban muy bien la fabricación de la carrocería algunas pesaban más que otras (por diferente grosor) creando cierta controversia el dato del peso.  Fue tanto su éxito que Porsche tenia previsto fabricar un centenar más de los previstos, y alguno montaban “su” motor de 6 cilindros.  Un tal Ferdinand Piech (actual mandamás de VW) primo de “Butzi” se hizo cargo del departamento de competición y abortó el proyecto 904 en favor del suyo (906) que no era claramente superior, quedándose esas 100 unidades adicionales sin montar.  Las geniales ideas del pobre 904 cayeron en saco roto ya que el Porsche 911 (presentado casi a la par) aguanta el tipo con su motor colgado detrás del eje posterior y su pesada carrocería de chapa 40 años después (más de 30 en “solitario”).  Con toda la competencia pasándose al motor central (Urraco, Merak, Dino…) el paso atrás de Porsche solo se cobró una víctima, la gran idea de “Butzi”.

Con su desaparición la tiranía de 911 acababa de empezar.

Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en competición, Deportivo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La envidia de la virtud (Porsche Carrera GTS “904”)

  1. Rafa dijo:

    Buenas ideas y ganas de trabajar, y luego todo se va a tomar por “detroit”…
    De donde me sonará eso…. jejeje….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s