En busca del motor (Citroën GS Birotor)


A finales de los 60 Citroën era la marca más iconoclasta de cuantas había.  De sus afamados modelos rurales (2CV, Ami…) se pasaba a la exuberancia de los ID/DS.  El Tiburón veia como se potenciaba por enésima vez su tetracilíndrico y se quedaba sin un V6 o V8 que completase su excelencia.  Los Ami 6 y 8 no cumplían como coches medianos a pesar del fuerte empeño.  Con la compra de Maserati la falta de un motor glamuroso pareció ya pasada.  Ya en 1970 nació por fin la ansiada berlina media de los dos chevrones:  El GS.  El neonato iba motorizado por unos voluntariosos motores bóxer de cuatro cilindros refrigerados por aire que no honraban a su magnifico bastidor (como los ya desparecidos DS ¡!).  Citroën seguia buscando EL motor, ya que el V6 no cabia.  La solución la dio Comotor con su novedoso motor rotativo que era lo que ansiaba Citroën: motor de dimensiones pequeñas, con tegnología diferenciadora, y sobretodo potente (107cv).  El GS Birotor tenia el mejor chasis con uno de los mejores motores, al menos era el coche más tegnológico que se podía comprar por aquel entonces.  Todo ese compendio de virtudes tenias sus sombras.  El motor rotativo ofrecía ligereza y prestaciones a cambio de un consumo desorbitado y una más que dudosa fiabilidad.  El sistema hidroneumático (vigente hasta nuestros días) puesto en mano de mecánicos (y propietarios) de la vieja escuela con un mantenimiento inadecuado tampoco ayudó mucho.  Sea como fuere Citroën al ver que no podía solucionar muchos de los problemas inherentes al motor rotativo decidió recomprar la mayoría de las 800 unidades vendidas.  Los GS siguieron con el motor bóxer convirtiéndose en el segundo Citroën más vendido de la historia, haciendo buena su antigua receta para obtener buenas prestaciones a través de carrocerías aerodinámicas.  Citroën comenzaba su particular via crucis con la énesima bancarrota, la liquidación de Maserati (y su gran V6) y la compra por parte de Peugeot.  Los Visa, LNA, Saxo,ZX  y demás monstruitos peugeotianos vinieron más tarde.
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en berlina media y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a En busca del motor (Citroën GS Birotor)

  1. Pingback: Alguien tenía que ser el último (Citroën BX TC4) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: Dime con quien andas (Maserati Quattroporte II) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. kalin1º dijo:

    …a más gatos, más ratones…

  4. Pingback: Papel de calco (Citroen FS “proyecto F/AP”). | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  5. Juan Jose dijo:

    Decirque a este compendio de tecnologia tenia una transmisión automatica que como el resto del coche era un compendio de problemas, pero aqui podemos observar a una empresa inquieta por ofrecer novedades y ser puntera en el desarrollo de nuevas tecnologias en el mundo de la automoción, este coche es la cuspide de esa tecnologia que con un poco de paciencia a dia de hoy podria existir hasta un Peugeot con motor rotativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s