Menos de la cuenta (Standard Eight)


Hoy en día cualquier modesto utilitario tiene una nutrida lista de equipamiento que nos parece imprescindible.  Nos hemos acostumbrado a tocar un botón y que el coche resuelva nuestro problemas, y nos estamos acostumbrando a que el coche los resuelva antes de que aparezcan.  No siempre fue así.  No quedan lejos los elevalunas manuales, la dirección sin asistir, el cierre de puertas unitario, el radio-cassette, las ausencias de luz de marcha atrás, de la luneta térmica, del espejo retrovisor derecho… El concepto de equipamiento básico ha ido evolucinando.  En los años cincuenta la Standard saca la útima evolución de su antiguo utilitario, nace el nuevo Standard Eight.  Creyeron que podrian hacer la competencia a los Citroën 2CV (abanderado de la austeridad) y al Morris Minor creando un pequeño, robusto y sencillo coche básico sin caer en la categoria de los microcoches.  Se pasaron.  El pobre 8 era un coche triste al que le faltaba de todo.  La puerta del maletero era considerada un lujo superfluo, asi como unas ventanillas propiamente dichas (eran correderas y no pudieron cerrarse hasta mediados del 55) y no consideraban necesario un segundo limpiaparabrisas para el lado del acompañante.  Las lujosas versiones Gold Star (con puerta de maletero) y Ten (con un equipamiento normal) no pudieron sacudirse la fama de coches básicos y tristes teniendo que cambiarle el nombre para crear el nuevo Standard Pennant con equipamiento innecesario como viseritas en los faros y pintura bicolor.  En aquellos años de postguerra todos aquellos que podian comprarse un coche no querian que este les recordase continuamente las penurias que estaban pasando.
 
 
 
 
Standard se ganó una inmerecida fama de coches básicos y poco a poco fue cediendole terreno a su hermana Triumph siendo los 8, 10 y Pennant sustituidos por el Triumph Herald (mito inglés donde los alla) que utiliza una versión ligeramente modificada del mismo motor
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Utilitario y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Menos de la cuenta (Standard Eight)

  1. Pingback: Mitad y mitad.(Triumph Mayflower) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: Hijo de Caín (Rover 213/216 mkI) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s