Misericordia (Autódromo Nacional de Terramar)


El 28 de octubre de 1923 se inaguraba el segundo circuito permanente de Europa (solo Brooklands se hizo antes).  Construido en unos 300 días era una especie de óvalo con falsas rectas, una especie de riñon, con las curvas peraltadas a imagen y semejanza de Indianapolis aunque de una longitud inferior. Aquel día de otoño se celebró el Gran Premio de España en el recién nacido Autódromo de Terramar, tambien conocido como Circuito de Sitges.  Ubicado en la localidad de Sant Pere de Ribes (cerca de Sitges) fue posible gracias al Señor Federico Armangué, verdadero apasionado del motor de la época, respondiendo a un diseño del arquitecto Juan Mestres.  El circuito tenia una pista de 20m de ancho y 14 cm de grosor de cemento y altisimos peraltes para garantizar un paso por curva a la más elevada velocidad posible, su coste fue muy elevado, unos 4 millones de pesetas (24.000€) de la época.  Durante varios días se celebraron carreras de toda índole (voitourettes, hasta 750, 1100, 2000cc…, motos, cyclecars…)  Incluso se tubo que suspeder alguna carrera por la intensa lluvia que cayó por esas fechas.  Un jovencisimo Nuvolari empezó a forjar su leyenda protagonizando una excelente carrera y ganandose las simpatias del público.  Al día siguiente de terminar las carreras los obreros que habian trabajado en las obras del circuito reclamaron sus sueldos impagados.  Un juez mandó el embargo de la recaudación en taquilla para sufragar los atrasos y los vencedores de las carreras no pudieron cobrar sus premios. Esto produjo la sanción de la AIACR (ancestro de la actual FIA) que prohibió la celebración de carreras internacionales ¡¡de por vida!!como multa.  El circuito cerró sus puertas y a pesar de los muchos intentos de sacarlo a flote (Edgar Morowitz llegó a conseguir certamenes nacionales) y de competiciones extrañas como coches contra avionetas los boxes acabaron siendo una granja avícola.  En la actualidad (donde el mandamas de la FIA, conocida antiguamente como AIACR, se ¿disfraza? de nazi) el Autodromo de Terramar,  y Briatore,  siguen esperando el perdón.  La calidad de la construcción se hace patente al comprobar que la pista y las instalaciones siguen como el primer día aunque recubiertas de malas hierbas (y un porrón de años encima).  Por suerte para todos hay proyectos para reacondicionarlo para uso y disfrute de clásicos.
Del antiguo Brooklands solo queda una curva, del Indianapolis original solo queda un ristra de adoquines…
 
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Lugares de interes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Misericordia (Autódromo Nacional de Terramar)

  1. JUAN ANTONIO dijo:

    por una pronta recuperación de un sueño que se convirtio en una pesadilla y una pesadilla que se quedo en olvido, por la memoria historica de algo que nunca fue

  2. Belinda dijo:

    ¡Enhorabuena, gran entrada! No sé como lo consigues pero sigues escribiendo historias desconocidas (al menos para mí) y sorprendentes.Es un gran trabajo el que estás haciendo con este blog, muchas gracias por él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s