The killer potatoe (Ogle SX1000 “The Bulb”)


A principios de los 60 el famoso diseñador David Ogle decide ponerse serio para hacer automoviles.  Entregando un Mini En Ogle te devolvian un fantástico SX1000.  Casi todo en él variaba.  La carroceria era de fibra y totalmente diferente al modelo del cual se deribaba.  Aunque algo bulbosa era suficientemente atractiva.  El interior del biplaza era completamente configurable a gusto del comprador así como la planta motriz, disponible cualquier motor de Mini.  Al poco tiempo Ogle compraba directamente los componentes mecánicos estableciendo una relación cliente-proveedor que obligaba a no usar por parte del cliente ninguna marca del proveedor (ni Mini, ni Austin, ni Seven…).  A pesar de tener un peso ligeramente superior al Mini del que derivaba las prestaciones fueron magnificas.  El precio era casi el doble del utilitario lo que ralentizó sus ventas inicialmente. El bueno de David Ogle falleció pilotando uno de sus pequeños bolidos lo que generó una injusta mala fama y los clientes huyeron atemorizados.  En dos años no se vendieron más de 66, siendo algunos refabricados con el volante a la izquierda para poder venderlos en Canadá.  Norman Fletcher de Walsall, EE.UU., compró los moldes y matrices para crear su propio mini-superdeportivo pero tampoco le fue excesivamente bien ya que no fabricó ni una docena.  Hoy es un clásico buscadísimo por los fieles al Mini que ven en él la ansiada carroceria coupé que nunca tuvo. La Ogle fue comprada por Reliant para hacer el Bug, nada era sencillo en aquella época en Inglaterra…
La última foto corresponde auno de los pocos Fletcher.
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Deportivo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a The killer potatoe (Ogle SX1000 “The Bulb”)

  1. Pingback: La naranja con mecánica (Bond Bug) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s