Soufflé de caviar (Pegaso Z-102 Saoutchick)


Cuando a principios de los 50 ENASA presenta el Pegaso Z-102 todo son parabienes para tan magna obra.  De diseño y construcción propios era un prodigio de la técnica.  Su sofisticado V8 se adelantó bastantes años al sempiterno Cosworth V8 ganador de tantas y tantas carreras de F-1 que calcaba al motor español.  Para vestir semenjante chasis Ricart (jefe de ENASA/Pegaso) recurre en un principio a Masgrau, hombre de la casa, y crea las conocidas berlinetas “Barcelona”, “Cúpula” amén de las barquetas de competición “Pedralbes” y “Rabassada” (entre otros). Para dotarlas de prestigio internacional decide vestir  varios bastidores de Soutchick y Touring creando así una amplia gama.  Touring y sus afamadas carrocerias “superleggera” dan en el clavo.  Saoutchick no.  Los primeros prototipos dan una linea pesada y recargada aun automovil que era todo lo contrario.  Sus aletas retorcidas y sus puertas tipo “suicida” no encajan con los potenciales clientes avidos de emociones fuertes.  Al carrocero frances le toca el rol de fabricar los “gran turismo” (coches potentes y lujosos).  La unidad fabricada para el varón Thyssen llevaba accesorios chapados en oro (manetas de las puertas…) y estaba tapizado en ¡¡¡piel de leopardo!!!  Los cabriolets tienen serios problemas de torsion, abriendoseles las puertas en marcha.  Sus últimos diseños si que hacian honor tanto a su diseñador como al coche que vestian.  La historia de “carrosserie Saoutchick” acaba con una gran cena de gala en la que se anuncia la quiebra de la empresa, quedando cuatro bastidores Pegaso desnudos en sus talleres.  Por su condición de extravagantes los Pegaso Saoutchick han sido profanados, desmantelados, desballestados, recarrozados y servido de donantes más que cualquiera de los demás.   Hoy sobreviven muy pocos de los y solo uno se conserva en estado original.
 
Como buenos “GT” que eran los Pegaso Saoutchick, donde primaba el confort sobre la deportividad extrema,  solo tenian una salida de escape a diferencia de los demás que tenian 2
Anuncios

Acerca de Sergio Mercado

Lo reconozco ¡Me encantan los coches! Pero no solo aquellos que forman parte del imaginario popular por sus logros y parabienes. Me gustan TODOS los coches y en especial los que llevan una bonita historia cuestas.
Esta entrada fue publicada en Deportivo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Soufflé de caviar (Pegaso Z-102 Saoutchick)

  1. Pingback: La joya pequeña. (Nardi 750) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  2. Pingback: In memoriam (Pegaso Z-102 Belineta Enasa “Cúpula”, “Rosa de Thé”, “Benefactor de la Patria Nº1″, “El Dominicano”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  3. Pingback: Héroe del silencio (Pegaso of America “Pegusa”, “New Pegaso”) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

  4. Pingback: Irreverencia. (Pegaso Solo 500) | AUTOMÓVILES FUERA DE LO COMÚN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s